GUÍA DE PESCA: EDUARDO F. CAÑUETO (LOBO DE MAR)

CONTACTO: AVDA. MONTREAL Nº 1028 - SANTA CLARA DEL MAR - BUENOS AIRES - ARGENTINA
TELÉFONOS: 0223-4693210; O BIEN 0223-156859522; O BIEN ID 175*8169
EMAIL: lobodemarmdq@yahoo.com.ar
Loading...

lunes, 18 de diciembre de 2017

BUSCANDO EL TUCUNARE EN LAS COCHAS CENTRALES (por Eduardo F. Cañueto)


Cada vez que me siento a escribir sobre pesca, me preparo un buen café, y comienzo a concentrarme para tratar de recordar cada uno de esos momentos, volcar mi experiencia y ser lo más descriptivo posible. Pero cuando escribo sobre pesca deportiva en la selva amazónica, son tan intensos esos momentos de vida, que recordarlos es casi como tener la caña de bait o de mosca en la mano, una suma de emociones que probablemente se resuma en felicidad. Pescar en el amazonas, es pescar en el lugar biológicamente más rico del mundo, y aquel que alguna vez tuvo la posibilidad de visitarlo, comprenderá sin ninguna duda mis sentimientos. Una diversidad de especies que vive en el paraíso, un paraíso que cambia de colores, de temperaturas, de ríos que suben y bajan de nivel, de lagos o cochas que se secan, de especies que dan cuenta de ese paraíso, pero también dan cuenta que vivir en el paraíso tiene su precio.
Ese precio es la lucha por la supervivencia. En este sentido quien se sabe pescador, o al menos un eterno aprendiz como yo, tiene que jugar con estas variables, tratar de aprender el comportamiento de las especies. Los peces por ejemplo, se comportan de un modo distinto en periodo de desove, con lluvia, al amanecer, en crecientes, en vaciante, en aguas quietas, en aguas rápidas, según la alimentación que tengan cerca, según estén con su cría, según el nivel de oxigeno del agua, según la luna, etc., etc., etc.,.
Una de las pescas en la cuenca del amazonas más nobles para mi suele ser la de las tarariras, o fasacos, como se llaman en Perú. Pescar tarariras es todo un desafío porque hay que encontrarlas, debemos provocarlas con el señuelo indicado, y cuando se enojan atacan. El señuelo puede ser grande, pero lo atacan, hoy atacan con un señuelo, mañana con otro, pasado mañana toman uno de otro color, al día siguiente un popper, al otro día un paseante, y así siguiendo podemos estar todo el día describiendo cosas.
Los peces de ataque como los fasacos tienen ese comportamiento variable, y esa es una de las características que más seduce al pescador deportivo. Pescar un fasaco entonces, es mostrarnos en nuestras habilidades como pescador. Esta es una de las especies, que de niño me volcaron a la actividad, mientras las pescamos aprendemos todos los días algo nuevo. Muy similar a estas variables hablando de especies amazónicas, en cuanto formas de  ataque a nuestros señuelo, colores que vamos cambiando y combinando para llamar la atención en la pesca, por movimiento, por sonido, etc, es sin ninguna duda la pesca del tucunare, pero además de las variables antes mencionadas, para lograr pescar esta especie se suman otras nuevas. Mientras que para lograr capturar un fasaco, preferentemente buscamos las zonas bajas y barrosas, con el tucunare las condiciones son diferentes, necesitamos más caudal de agua, palos, etc, en fin otras condiciones que hacen a la pesca todavía mucho más desafiante coronándose de este modo como un verdadero trofeo en pesca deportiva.
Tanto en la cuenca del Orinoco como en la del río Amazonas, encontramos distintas especies de tucunares, y algunas subespecies. También encontramos distintos ámbitos geográficos para pescarlas, por ejemplo en Colombia, Venezuela, o la mayoría de los lugares propuestos de Brasil, pasamos navegando de ríos ingresando a los lagos donde el agua se encuentra más tranquila como para pescarlos, que si bien se pueden pescar en ríos, generalmente los encontramos mejor en lagos porque ahí es donde van a cuidar y tener su cría generalmente. Pero mayormente lagos y ríos se encuentran conectados.  En algunos países como en la selva peruana, sitio que vengo caminando, investigando, y pescando ya desde hace más de 11 años de norte a sur, el atractivo principal para la pesca de los tucunares es que podemos encontrar caminando por la selva en algunos lugares, lo que se denominan cochas centrales (la única manera de caminar por estos sitios es con lugareños, o conocedores de la selva, porque en la medida que nos acercamos a la cocha se va abriendo camino con machetes). Las cochas centrales son lagos desconectados prácticamente de los ríos, o bien conectados por un pequeño caño, o arroyo (se desconectan en época de vaciante cuando los niveles de agua bajan).
En las cochas centrales se da algo bastante particular, que a mi entender lo califica como un buen ámbito para la pesca deportiva. Además del entorno de pesca, que es inigualable, con sonidos de distintas aves, monos, zumbidos de insectos, etc., estas cochas se presentan como un verdadero ámbito gastronómico para las especies. Los peces tienen de todo de todo para comer, como ser: peces, frutos, insectos, etc., pero toda esta comida lentamente comienza a mermar, y al mismo tiempo comienza el periodo de desove. Seguramente lo primero que empieza a desaparecer son todos tipos de alevinos, como mojarras, bocachicos, etc., los lagos no se encuentran conectados con los ríos, y por ende no hay reposición. En esa lucha por la supervivencia, en estas cochas centrales ocurre verdaderamente de todo, su observación nos permite comprender las diferentes formas de vida. En sus partes más profundas se encuentran también los gigantes, los paiches (arapaimas), uno de los pocos peces del mundo que puede tomar oxigeno del aire, y verlos mientras pescamos, es verdaderamente majestuoso. Por eso pescar un tucunare en estos ámbitos que son casi como paraísos perdidos, escenarios virginales de pura naturaleza, es verdaderamente todo un desafío de lanzamiento de un señuelo contra los palos, de elección de señuelo según la época, de colores, etc., pero lograrlo es verdaderamente emocionante, ver a un pez que derrocha casi toda su energía en el ataque, que a su vez es sumamente rápido, vigoroso, que no escatima potencia cuando quiere capturar su presa, en este sentido, el tucunare es todo un gladiador de la selva.
De todos los tucunares que encontramos en la cuenca amazónica en los distintos países, el tucunare de Perú es de color amarillo y verde con tres barras negras en los lados y aletas pectorales, caudales y anales de color rojo-naranja (también he encontrado otras dos subespecies con tonalidades diferentes). La característica principal es que los piques son totalmente explosivos, muchas veces nos cabecea los señuelos y otras tantas nos enderezan los anzuelos. Su peso máximo puede llegar a los 6 kilos. 
Durante el 2017 una vez más estuve visitando algunos sitios de la selva peruana en diferentes meses de la época de vaciante, estuve pescando en los meses de julio, agosto, setiembre, y octubre. Verdaderamente pude comprobar el aspecto cambiante de la selva de este modo. Por ejemplo los colores de los señuelos que me funcionaban en el mes de agosto no fueron los mismos que funcionaron en setiembre, y así siguiendo. Claro, a pesar de ir a los mismos lugares, la selva no era la misma, la claridad de las cochas era otra, los camu camu aparecían en la orilla más sobre fin de la vaciante (estos frutos contribuyen también en la alimentación de las cochas), los alevinos iban desapareciendo, los tucu desovando, etc., las condiciones cambian, por consiguiente la mirada del pescador también tiene que cambiar. Este año, particularmente me ofreció unos sitios nuevos de pesca y su servicio, un joven empresario iquiteño, el amigo Rodolfo que opera en varios ríos de la zona, entre ellos el río Mazan, la particularidad de este operador, es que además es pescador, y sabe lo que uno viene a buscar. En este lugar, en el pueblo de Gamitana Cocha tiene un albergue estilo rústico, muy bien armado para hacer base de pesca en la zona, o bien simplemente para disfrutar del entorno y de la vida amazónica. Llegando al albergue nos topamos con Carlos, encargado del lugar, que venía surcando con su peque peque por el Mazan para darnos la bienvenida.
La familia encargada del albergue nos recibe con mucha amabilidad a nuestra llegada, con un refresco preparado por la señora Lidia. El amigo Paco de Iquitos, junto con Lidia de Gamitana nos hicieron degustar de toda la gastronomía de la zona de una manera espectacular llegando al medio día, de entrada un arroz pintado con cecina  y verduras, con algunos patacones y ensalada. En el recibimiento del albergue también nos espera Rodo, un mono choro criado por los niños de Carlos, todo un viaje de verdadera aventura. Mi viaje a la selva peruana me ratificó una vez más que el tiempo de la vida de uno, no se mide con bienes materiales, sino más bien se mide en amaneceres y atardeceres, pero también estos viajes me indican que el tiempo también es valioso en la selva, ajustándose a los ritmos naturales de la vida misma. Por eso pescar en la selva, es una verdadera experiencia para compartir.
Dedico esta breve nota al pueblo de Gamitana Cocha, y en particular a la familia de Carlos por su hospitalidad, buena predisposición y amabilidad, un pueblo de buena madera (en Argentina utilizamos la expresión “buena madera” para referirnos a las personas sanas y de buenos sentimientos). Y en líneas generales dedico la nota a mis amigos de la selva peruana, lugares en donde los ríos corren pero el tiempo se detiene…


SUGERENCIAS A TENER EN CUENTA PARA LA PESCA DEL TUCUNARE EN LAS COCHAS CENTRALES
I. Los horarios son fundamentales a la hora de pescar esta especie, habitualmente tenemos como horario mejor de pesca la mañana temprano, ni bien aclara y los pájaros comienzan a cantar, y la caída del sol. Todo parece indicar que desayuna como un rey, pero no sigue la regla porque también cena como un rey
II. Pescar en una cocha central, es como pescar en un santuario de peces, y hay que respetarlo. Si queremos tener éxito en la pesca deportiva lo primero que tenemos que tener en cuenta es el tema de los ruidos. No hacer nada de ruidos es el concepto central: si vamos a pescar en canoas el uso del remo es fundamental para desplazarnos, no debemos hacer ruido con el mismo, la remada debe ser lenta. Tampoco debemos gritar de alegría cuando tenemos una captura, o dialogar en un tono alto con nuestros compañeros de pesca. Los ruidos artificiales asustan a los peces, por eso también hay que entrenarse en la caída de los señuelos en el agua. El señuelo en nuestro lanzamiento no debe ingresar rebotando, hay que buscar la parábola de caída para que el mismo no haga mucho ruido al caer, obviamente esto siempre va a depender del tipo de señuelo (sobre el uso de señuelos estaremos realizando otra nota).
III. Buscar la zona de los palos es lo mejor, generalmente es común verlos, si el agua está clara, en la sombra de los palos, o entre las empalizadas. Si bien esto genera una dificultad para la pesca, la dificultad misma termina siendo un atractivo para la actividad que buscamos por ser más desafiante todo. Hay que lograr sacarlo de los palos sea por señuelo sonoro, o por algún color que le interese
IV. Cuando pescamos es importante el tema de los frenos. En todos estos años de pesca vi muchas cañas rotas, y básicamente eso sucede porque tenemos los carretes muy frenados. Mas del 50 % de los piques siempre son al lado de la embarcación, por eso que si tenemos el carrete del reel frenado y nos toma al lado de la embarcación, y nos sorprende el pique, que es lo que ocurre mayormente, nos vence y partimos la caña por poner punto de apoyo en este caso con la borda de la lancha y la caña. Siempre el tiro que más funciona para esta pesca es el lance más lejano, cerca o pegado al palo, seguramente el tucunare lo va a seguir hasta al lado de la lancha.
V. La velocidad del uso de los señuelos es fundamental a la hora de pescar. No todos los señuelos se usan del mismo modo. Por eso debemos usar los señuelos antes de cambiarlos en diferentes ritmos. Para mi gusto, la mejor pesca de tucunares se realiza con señuelos de superficie, sean poppers o paseantes. En el caso particular de los paseantes, hay que intentar mover la puntera de la caña hacia abajo en movimientos cortos y enérgicos para lograr que el señuelo se mueva como haciendo zetas en el agua, o zig-zag. Luego de varias zetas, a mi siempre me funciona esperar unos segundos con el señuelo quieto, y luego comenzar a moverlo nuevamente. Es decir mover el señuelo, esperamos unos segundos, y comenzamos a mover el señuelo otra vez, de ese modo con estos señuelos de superficie podremos ver el ataque explosivo del tucunare. Vale la pena intentar este movimiento.
VI. El macho, que lo identificamos fácilmente por la ojiva, suele cuidar los más de 5000 huevos que pone la hembra junto al palo, y luego una vez que eclosionan, también sigue cuidando las crías. En esta época responde muy bien a los señuelos rojos, o cardenales, o peruanitos (blanco rojos).También en algunos momentos de peligro, el macho suele abrir su gran bocota y proteger a las crías dentro. Esta particularidad se repite también en otras especies del amazonas, como por ejemplo la arawana.(remitirse sobre este punto, nota escrita sobre pesca deportiva de arawanas para CAZA Y PESCA PERU, en ediciones anteriores)
VII. La línea ventral o lateral del tucunare, tiene un diseño bastante particular, le permite captar las vibraciones de otras especies, por eso funcionan los señuelos ruidosos. En el caso del spinner bait por ejemplo, genera una vibración que simula un conjunto de alevinos pequeños nadando, eso es lo que le despierta el interés al tucunare. Este señuelo, como tiene un anzuelo sólo de una sola punta, es muy difícil que se enganche. Por eso, una buena técnica para su uso, es cuando lo lanzamos arrojarlo directamente a los palos grandes y secos que se encuentran en las orillas. Este señuelo, de muy difícil enganche, se va a deslizar y caer pegado al palo, el lugar preferido para los tucunares.
VIII. Este pez luchador, y tenaz, pelea sucio, cuando se encuentra atrapado con un señuelo, rápidamente corre contra un palo para sacárselo.
IX. Son importantes los niveles de agua para pescar
X. Hay veces que tenemos que pescar entre la maleza y los rameríos por eso es importante el largo de nuestra caña también. Si las cañas son muy largas, nos complica para hacer lances entre las plantas
XI. El tema de la devolución de las especies es muy importante si queremos seguir pescando en el futuro. Si bien es tema para otra nota, quiero explicarles que hacemos menos daño devolviendo las  especies grandes que las pequeñas. Los grandes son reproductores, y los pequeños tienen que seguir creciendo para poder lograrlo. Lo ideal es devolver en nuestra actividad todo lo que se pesca, y para devolver hay que saber hacerlo:
a. Tomar el pez con un trapo, el mismo nos permite sujetarlo mejor para no dañarlo
b. Manipularlo lo menos posible. Manipularlo en exceso le quita el mucus que es el primer medio de defensa contra muchas agresiones del medio.
c. Manipular el pez con movimientos lentos, para que no entre en pánico y se lastime solo.
d. No tener el pez en suspensión con los boga grip, o herramientas similares de uso para la pesca. Tenerlo en suspensión de ese modo le puede perforar la membrana gular.
e. Evitar las caídas accidentales
f. Tener a mano un copo (red)
g. No tocar las agallas, porque a pesar de ser el tucunare un pez muy agresivo, un pequeño contacto en las agallas puede dañarlo
h. No tenerlo fuera del agua mucho tiempo para la foto
i. Antes de liberarlo, apoyarlo en el agua teniéndolo de la cola con un guante para que no patine, y la otra mano apoyada en la panza. Una vez en el agua moverlo para adelante y para atrás hasta que se oxigene, tome energía y solo va a pedir salir. Muchas veces ocurre que se contracturan las agallas por eso es importante este movimiento
XII. Si quieren comer un tucunare, mi recomendación es que lo compren en el mercado, y verifiquen que el mismo sea de alguna granja de piscicultura. De este modo no contribuimos con el daño ocasionado en la selva por las redes, o por aquellos que pescan “deportivamente” pero se traen 10 neveras o heladeras llenas de pescado como lamentablemente lo veo en cada uno de mis viajes.
XIII. No olviden sus botas de caña larga para caminar en la selva.

NOTA: lo ideal para la pesca del tucunare es aprender por ensayo y error, es decir que cada uno aprenda de su propia experiencia, pero de todos modos espero que sirvan mis pequeñas apreciaciones que he redactado con mucho agrado para CAZA Y PESCA PERU.



GUÍA DE PESCA: EDUARDO F. CAÑUETO
PESCA DEPORTIVA LOBO DE MAR

WHATSAPP +5492236859522
PAGINA FACEBOOK: PESCA DEPORTIVA LOBO DE MAR https://www.facebook.com/LOBODEMARMDQ/
TWITER: @lobodemarmardel  https://twitter.com/lobodemarmardel
BLOG: pescandoconlobodemar.blogspot.com

viernes, 15 de diciembre de 2017

PRETEMPORADA EN SANTA CLARA DEL MAR CON AMIGOS



PESCA DEPORTIVA LOBO DE MAR
INFORMES: 0223-156859522; 0223-4693210, NEXTEL 175*8169
EMAIL: lobodemarmdq@yahoo.com.ar
WHATSAPP: 2236859522


NO DUDES EN CONSULTARNOS, TENEMOS MÁS DE 30 AÑOS EN EL RUBRO PESCA EMBARCADO


EN SANTA CLARA DEL MAR
Y EN LAGUNA DE MAR CHIQUITA
PESCA DEPORTIVA LOBO DE MAR
GUÍA DE PESCA: EDUARDO F. CAÑUETO "EL LOBO"

domingo, 3 de diciembre de 2017

PELEA DE UN MARLIN NEGRO EN ECUADOR, TOUR LOBO DE MAR




NO DEJES DE CONSULTAR SOBRE ESTE TOUR: 
TENEMOS EL MEJOR PRECIO, EL MEJOR SERVICIO, LA MAYOR EXPERIENCIA

GUÍA DE PESCA: EDUARDO F. CAÑUETO (LOBO DE MAR)
CONTACTO: AVDA. MONTREAL Nº 1028 - SANTA CLARA DEL MAR - BUENOS AIRES - ARGENTINA

TELÉFONOS:             0223-4693210      ; O BIEN 0223-156859522; O BIEN ID 175*8169; WHATSAPP +5492236859522; 
TWITTER: @lobodemarmardel;  
PAGINA FACEBOOK: PESCA DEPORTIVA LOBO DE MAR; 
E-MAIL: lobodemarmdq@yahoo.com.ar

miércoles, 27 de septiembre de 2017

ESTE LOCO, LOCO MUNDO (por Eduardo F. Cañueto)

Una de mis actividades centrales, además de la pesca deportiva, es el buceo. Bucear para mi, siempre fue la posibilidad de encontrarme casi en un carácter virginal con la naturaleza, la posibilidad de escuchar mi respiración en el fondo del mar, la posibilidad de ver el estado puro de las cosas, etc., una experiencia casi mística, o religiosa. Ver cómo se comporta el reino animal, darme cuenta entre tanta vida, que uno es algo más en la infinitud de la Creación. No un ser especial, sino simplemente algo más, cuya función a lo sumo puede pasar por interpretar la Naturaleza, pero no dominarla. En este sentido, no somos más que nadie en este mundo, no tenemos más derechos adquiridos que una hormiga, o una ballena, todo es vida, uno es vida, y como especie humana, no somos quienes para tener control sobre las cosas, por el contrario creo que se nos ha otorgado grandes responsabilidades que no estamos cumpliendo. 
Siguiendo con esta línea del argumento, decía el filosofo Jean Paul Sartre, “el hombre nace libre, responsable, y sin excusas”, es decir que en cuanto seres libres, eso no indica que podemos hacer lo que querramos, esa libertad, demanda responsabilidad, es decir tenemos libertad de actuar, pero con una gran responsabilidad en nuestras acciones, si es que no queremos perder precisamente esa libertad. Entonces, ser responsables de nuestras acciones, pero de todas las acciones, es el meollo de la cuestión.
No solamente responsables de extender el promedio de vida a través de la ciencia, sino también somos responsables de quitarla por ese exceso de libertad. Pero de qué tipo de responsabilidad estaríamos hablando sobre nuestro mundo. También somos directamente responsables de: 1) todos los derrames de petróleo en los mares, y ríos de nuestro planeta; 2) de la destrucción de diferentes ámbitos naturales por no hacer estudios de impactos ambientales al extender nuestras ciudades; 3) de la contaminación industrial en plantas y animales por el uso indebido de sustancias tóxicas como fertilizantes, etc.; 4) somos responsables también de las diferentes especies que se encuentran en extinción en el planeta y de las que ya están extintas sea por exceso o falta de control en pesqueras, etc.; 5) por el mal uso o tratamiento de nuestra basura; 6) por la tala indiscriminada que afecta directamente nuestros cambios climáticos; 7) por el monóxido de carbono que generan nuestras fabricas; 8) por el desagüe de aguas negras al mar, ríos, etc., etc., etc. Y así podría estar describiendo diferentes aspectos mundanos, contradictorios mismos a la esencia de la vida y de la responsabilidad de vivir.
En lo que hace a los derrames de petróleos, estos han causado graves daños en los ecosistemas marinos, costeros y terrestres. Las afecciones más directas suelen estar dadas en las aves, pero la contaminación en el agua y en la tierra genera efectos en algunos casos casi irreversibles. El desprendimiento de hidrocarburos no solamente se da con derrames de petróleo, lamentablemente veo muy seguido en algunos mares cuando voy navegando, millas y millas de una estela producida por desprendimiento de combustible, sea porque limpian sentinas, o por desprendimiento. Hay leyes que protegen el mar, pero no se cumplen, basta ir a cualquier puerto y mojarse los labios con esa agua, para certificar esta situación. El sabor a combustible se siente inmediatamente. Los peces mediante su alimentación pueden incorporar contaminantes orgánicos que se encuentren en su medio y los depredadores que los consumen transmiten el envenenamiento petrolero de un animal a otro por la cadena alimenticia, poniendo en riesgo incluso la seguridad en la alimentación humana.
Sobre la urbanización, se suele decir que la misma genera una degradación medioambiental, el consumo concentrado de energía aumenta la contaminación del aire, y por consiguiente de la vida, los automóviles y las fábricas producen plomo en el aire, la fauna se ve  perjudicada por sustancias tóxicas, perdiendo su hábitat y fuentes de alimentos. A raíz de esto vienen las grandes migraciones o la mortandad de diferentes especies. Hoy día por ejemplo, si queremos ver animales en la selva, lo más probable es que nos tengamos que acercar a algún zoológico de esa ciudad. Muchas veces cuando ando por la selva buscando una buena pesca, me alejo bastante de las grandes concentraciones urbanas. La mayoría de las veces si pretendo pescar más o menos bien (antes que se me cuestiones practico el catch and release en esta actividad), me debo alejar al menos un día y medio o dos en embarcaciones por algún río, río arriba. Solamente ahí puedo ver algunos monos, diferentes tipos de aves, o como hace muy poco en unas cochas (que no voy a mencionar para preservarlas) me encontré con paiches en estado natural, y no en granjas de piscicultura. 
Los desagües cloacales o de aguas negras por su parte contienen productos químicos que alteran el medio ambiente en mares y ríos, causan la muerte de algunas especies y propician la propagación de otras especies. Así se destruye el equilibrio natural de los ecosistemas, entre ellos el ecosistema marino. Los desagües cloacales también privan de oxígeno al medio ambiente marino, causando la muerte de poblaciones enteras en las zonas afectadas.
Ni que hablar de los cambios climáticos que generamos por la tala indiscriminada o deforestación en selvas y montes. La tala no controlada reduce la precipitación y vuelve el lugar más seco, y reduce la flora y la fauna; al tener un suelo seco se reduce la posibilidad de absorber agua evitando así la posibilidad de regenerar árboles; esta situación en conjunto con las grandes ciudades, aumenta la temperatura del aire generando de este modo precipitaciones más fuertes provocando desbordes de los ríos y grandes inundaciones, que habitualmente vemos en nuestra selva amazónica; el aumento de temperatura derrite hielos en nuestros polos aportando agua dulce a nuestros mares; el aumento de agua dulce en nuestros mares afecta las corrientes marinas y su temperatura; también el aumento de la temperatura afecta cambia el viento en la atmósfera; el cambio de viento produce un cambio de temperatura en la atmósfera; y por último el intercambio de calor produce el aumento de temperatura en lugares inesperados. 
En cuanto al tratamiento que le damos a la basura, y los deshechos nuestros al mar o ríos, es bien sabido el daño que se ocasiona con algunas especies que ingieren estos productos o quedan atrapados por ejemplo en bolsas. A modo de informarnos un poco, es importante saber que: una colilla de cigarrillo tarda entre uno a dos años en degradarse dependiendo si es en tierra o agua, además del efecto contaminante que produce de modo casi irreversible; un chicle por ejemplo arrojado en la tierra tarda cinco años en desaparecer por sus componentes artificiales; una lata de gaseosa tarda aproximadamente unos 10 años en oxidarse y desintegrarse; una tapa de botella por el tipo de espesor y aleación metálica que tiene tarda casi 30 años en degradarse; Junto con el plástico y el vidrio, “el telgopor” no es un material biodegradable, está presente en gran parte de el envoltorio de artículos electrónicos, y así como se recibe, en la mayoría de los casos se tira a la basura, y tarda hasta 100 años en degradarse; las botellas de plástico que a veces encontramos tirados pueden tardar hasta 1000 años en desintegrarse además de ser grandes contaminantes; por eso tengamos cuidado cuando hacemos dieta con la tapita del envase de un yogurth, lo que a nosotros nos alimenta a otras especies las mata; las
pilas casi directamente no se degradan, y son altamente contaminantes están compuestas por cinc, cromo, arsénico, y plomo; y por último para no seguir aumentando la lista que es interminable, una botella de vidrio en cualquiera de sus formas si bien es altamente reciclable, en estado libre tardaría unos 4000 años en degradarse.
¿Qué futuro le espera nuestro planeta?  ¿Sabremos reaccionar a tiempo?  ¿Es posible legislar sobre el mal uso de la tecnología, y sobre el mal llamado “progreso”? Comencé este artículo para CAZA Y PESCA PERU, hablando sobre responsabilidad, obviamente también me refiero a responsabilidades compartidas, es decir a responsabilidades en cuanto a sociedad, ¿Si el 20% de los países más ricos consume el 80% de todos los recursos naturales del planeta, no debiéramos exigirles también que se hagan cargo y protejan un poco más los medios ambientales? Por otra parte si sabemos el efecto que producen algunos contaminantes en nuestro planeta, ¿no sería una buena política de estado plantear estos temas desde las escuelas?, claro que para plantear algo niños, primero debemos predicar con el ejemplo. Muchas veces he escuchado la expresión “todo tiempo pasado fue mejor”. Quizás el contenido de esta expresión venga de la mano de mucho de los temas tratados en este artículo. También he crecido escuchando a viejos pescadores decir, “antes en este sitio pescábamos especies mucho más grandes o más cantidad”, seguramente esto también viene de la mano con algunos temas tratados en este artículo. Podríamos denominar esta era como la de “la agonía de la razón”, o la de “casi tocamos fondo”, como quiera que sea, es tiempo de reflexión,  so pena que solamente nos interese el presente dejando como legado un mundo casi sin vida o propio de una película de ciencia ficción.
EDUARDO F. CAÑUETO
                                                                                                                                GUÍA DE PESCA
                                                                                                                                                  
TODAS LAS IMÁGENES DE ESTE ARTÍCULO FUERON TOMADAS POR MI EN LA ISLA SAN CRISTOBAL (GALÁPAGOS)

sábado, 9 de septiembre de 2017

AMAZONAS PERUANO, AGOSTO 2017


Hola amigos, recién llegados de la pesca en el amazonas peruano, les cuento que hemos tenido una muy buena pesca de tucunares. En esta zona tenemos los de la especie cichla ocelaris, el cichla monoculus, y este año descubrimos que también en la zona esta el cichla thyrunus. Distintas especies de tucunares.


También capturamos en la zona arawanas, pacu, tarariras, pez alianza, fasaco, anashua, tahuara, armados grandes, etc, Comparto con ustedes algunas imagenes de tucunares, arawanas, y pacu



IMAGENES DE NUESTRO TOUR EN FACEBOOK

REPORTE DE PESCA INGRESANDO POR ACA


NO DEJES DE CONSULTAR SOBRE ESTE TOUR: 
TENEMOS EL MEJOR PRECIO, EL MEJOR SERVICIO, LA MAYOR EXPERIENCIA

GUÍA DE PESCA: EDUARDO F. CAÑUETO (LOBO DE MAR)
CONTACTO: AVDA. MONTREAL Nº 1028 - SANTA CLARA DEL MAR - BUENOS AIRES - ARGENTINA
TELEFONOS:             0223-4693210      ; O BIEN 0223-156859522; O BIEN ID 175*8169; EMAIL: lobodemarmdq@yahoo.com.ar

lunes, 28 de agosto de 2017

TODO POR UN SEÑUELO EN EL AMAZONAS



NO DEJES DE CONSULTAR SOBRE ESTE TOUR: 
TENEMOS EL MEJOR PRECIO, EL MEJOR SERVICIO, LA MAYOR EXPERIENCIA

GUÍA DE PESCA: EDUARDO F. CAÑUETO (LOBO DE MAR)
CONTACTO: AVDA. MONTREAL Nº 1028 - SANTA CLARA DEL MAR - BUENOS AIRES - ARGENTINA
TELEFONOS:             0223-4693210      ; O BIEN 0223-156859522; O BIEN ID 175*8169; EMAIL: lobodemarmdq@yahoo.com.ar

miércoles, 9 de agosto de 2017

BAILE DESPACITO DE LOBO DE MAR



NO DEJES DE CONSULTAR SOBRE ESTE TOUR: 
TENEMOS EL MEJOR PRECIO, EL MEJOR SERVICIO, LA MAYOR EXPERIENCIA

GUÍA DE PESCA: EDUARDO F. CAÑUETO (LOBO DE MAR)
CONTACTO: AVDA. MONTREAL Nº 1028 - SANTA CLARA DEL MAR - BUENOS AIRES - ARGENTINA
TELEFONOS:             0223-4693210      ; O BIEN 0223-156859522; O BIEN ID 175*8169; EMAIL: lobodemarmdq@yahoo.com.ar